Danza de la lluvia

Se ha sentido la benévola presencia de Tláloc más de cerca en la última semana. Aunque todavía no caen lluvias significativas, las tardes con el aire cargado de humedad tienen a las plantas creciendo a todo dar. Además, un equipo de voluntarios comprometidos se ha encargado de regar el huerto cada tarde-noche.

El ambiente fecundo también revive los ciclos de vida de los animalitos, y hemos encontrado nuestras primeras plagas en estos días. La población ha sido tan escasa que pudimos simplemente remover las hojas afectadas o disparar a los bichos directamente con un chorro de agua presionado de la manguera. Pero de un día a otro, las hojas de hierba maestra y eneldo se encontraban cubiertos por pequeños áfidos blancos, así que preparamos un tratamiento natural para aplicarlo en la forma de un spray. En la licuadora se combinaron chile, ajo, cebolla y agua. Se colaron y se mezclaron con jabón para trastes, ingrediente que ayuda para que el líquido se pegue bien a la hoja. En la tarde, rociamos bien las hojas con la mezcla picante, y después de dos tratamientos, nos dio mucho gusto ver que el problema se había solucionado.

¡Reportamos con mucha emoción la presencia de dos frutas de maracuyá y algunas calabazas italianas alargándose!

*Fotos: Megan Glore

Deja un comentario