Todo se transforma

El mundo que corre por superficie dista mucho de ser superficial. Las imágenes son testigo de que la piel de Matria es compleja, las distintas formas en la superfice hacen que los ojos de un momento a otro parecieran convertirse en manos. Como si el mimso aire contara una historia, las texturas de Matria se van presentando ante los ojos.

Estas imágenes son la síntesis de una cadena de aventuras que desde mucho antes de que la cámara tuviera consciencia de ellas, los sucesos ya estaban floreciendo.

Fotos: Daniel Molina

Si yo fuera textura, aun no sé cómo sería.

Deja un comentario